In 2017, Blogs y Editoriales

A medida que los hombres y las mujeres envejecen, los perfiles hormonales comienzan a cambiar dramáticamente, causando varios síntomas que perturban la calidad de vida y hacen que uno se sienta agotado y descontento. Uno de esos síntomas, que las personas de mediana edad tienden a priorizar la resolución, es el insomnio o el retraso en el inicio del sueño.

El cuerpo produce una hormona expresamente para regular el ritmo circadiano; Como los mamíferos diurnos (dormir por la noche, despiertos durante el día), nuestros ciclos de sueño / vigilia se alinean naturalmente con la luz solar. La melatonina es liberada en pulsos por la glándula pineal en la base del cráneo, lo que nos da sueño después de la puesta del sol. Se detiene alrededor o antes del amanecer para que podamos despertarnos completamente.

Además, el envejecimiento disminuye la producción de la hormona del crecimiento (GH); los niveles bajos de GH acortan el sueño profundo (también conocido como sueño de ondas lentas). Y, como es típico con las hormonas interrelacionadas, la GH afecta a la producción de melatonina, por lo que una GH baja equivale a una melatonina baja, que a su vez equivale a insomnio.

En individuos que experimentan estrés alto o crónico, los niveles elevados de la hormona cortisol también pueden prolongar el inicio del sueño.

Los bioquímicos inmunes específicos también pueden afectar el sueño saludable. Por ejemplo, ha habido algunos estudios que muestran que las personas con insomnio tienen niveles más altos del factor de necrosis tumoral de las citoquinas y la interleucina-6 durante el día que durante la noche. Aquellos que tienen ciclos de sueño saludables exhiben niveles más altos de estas citoquinas durante la noche.

Los extractos de las hierbas Tongkat ali y Andrographis paniculata son ejemplos de suplementos dietéticos que pueden ayudar a modular y regular los perfiles hormonales e inmunes saludables. Para más detalles y la ciencia, visite www.lj100y de www.hpingredients.com.

Aquí hay nueve consejos para ayudar a lograr un mejor sueño, sin medicamentos.

Apágalo todo: Apague los dispositivos y no se quede dormido frente al televisor. La luz artificial (y el sonido) lo mantienen despierto, y la luz azul de los dispositivos interrumpe ciertas ondas del sueño.

Mantener la consistencia a la hora de acostarse.. Desarrolle una rutina de desaceleración (mire la televisión, lea) durante aproximadamente una hora antes de dormir, y mantenga ese objetivo "acostado" dentro de media hora, como 10: 00 a 10: 30, o 11: 00 a 11: 30, etc.

Tómate un baño: Tomar un baño caliente ayuda a relajar los músculos y alivia la tensión. Esto es especialmente útil para aquellas personas que se sienten físicamente tensas después de largos días; Mejora el efecto con sales de Epsom.

Usa hierbas: Hierbas como la valeriana y la manzanilla se han demostrado en varios estudios para ayudar a inducir el sueño. El té de hierbas, como Sleepytime (muchas personas confían en esto) también pueden ayudar.

Mantenga la cafeína por las mañanas solamente: El café, el té negro y cualquier otra bebida (o comida) energizante que contenga cafeína debe limitarse a las mañanas. Puede ser sensible a ella, e incluso la cafeína de la tarde puede persistir, retrasando el sueño.

Cenar antes: Si come la comida más pesada para la cena (y la mayoría de la gente lo hace), coma al menos tres o cuatro horas antes de acostarse. La digestión puede mantenerte al día, y los trastornos digestivos pueden causar pesadillas en algunas personas.

Reducir el consumo de alcohol: Hay una razón por la que la "hora feliz" es antes de ¡cena! Porque el alcohol, que puede hacerte sentir relajado, interrumpe el sueño. Todos hemos tenido esos momentos en los que nos permitimos, nos quedamos dormidos, solo para despertarnos unas horas más tarde, dando vueltas y vueltas. Eso no es hormonas que te hacen revolcarse alrededor de la cama, ese es el alcohol.

Hacer la preparación del día siguiente después de la cena.: Ya sea para organizar el atuendo del día siguiente, preparar el café para el simple “empujón” o tomar notas de última hora sobre las reuniones y citas de la mañana y de la tarde, haga todo esto para que no haya preocupaciones ni pensamientos al día siguiente. Tu cerebro despierto y ansioso. Además, haz esto antes de comenzar tu recreo.

Ejercicio: Durante el día, una caminata rápida o su sesión de ejercicios ayudan a que la sangre fluya, y en realidad pueden ayudarlo a dormir mejor esa noche, especialmente cuando su cuerpo se condiciona a ejercitarse y ponerse en mejor forma física.

Mensajes recomendados